ARTES EN VIVO PARA EL DÍA A DÍA – PENSAMIENTO APLICABLE # 55 – Apuntar

En teatro el apuntador sigue el guión y da instrucciones a los actuantes si olvidan el texto, una acción o una posición en el escenario. Este trabajo ha desaparecido practicamente en el teatro moderno; si hace falta apuntar, generalmente lo hace el regidor. En la vida diaria a menudo nos apuntamos a nosotros mismos: recordatorios de las redes sociales, nuestros teléfonos móviles o blogs y los más clásicos post-its en la puerta de la nevera o cambiarse un anillo de mano. Estos apuntes generalmente nos recuerdan cosas prácticas que queríamos hacer. ¿Cómo podríamos apuntarnos cuando queremos abrir camino a nuevos pensamientos, emociones o prácticas?

 

María Ferrara

ARTES EN VIVO PARA EL DÍA A DÍA – PENSAMIENTO APLICABLE #5 – Pauta

Estamos acostumbrados a la idea de que las piezas de teatro, danza y música estén escritas y fijadas, de manera que cada interpretación sea una reproducción del original dentro de un cierto margen de variación. Una notación nunca podrá capturar una acción en todo detalle. El mapa nunca podrá tener la riqueza del territorio. Ya en la época Barroca, los compositores escribían partituras en forma de pautas que proporcionaban un eje central alrededor del cual los músicos improvisaban. Pretender actuar un guión fijo de vida supondrá de seguro frustración, porque hay muchas cosas que no podemos controlar. Sin embargo, todos tenemos necesidades y preferencias en la vida a las que queremos atender. ¿Qué tal utilizar una pauta para componer en tiempo real, para mantener la orientación esencial y mantener al mismo tiempo la apertura y la flexibilidad en cuanto a la manera en que se da el progreso?

María Ferrara

ARTES EN VIVO PARA EL DÍA A DÍA – PENSAMIENTO APLICABLE #3 – Guión

Estamos acostumbrados a que las piezas de teatro, danza y música estén escritas de antemano, de manera que los actuantes saben exactamente qué es lo que va a pasar. ¿Crees que tu vida también ha sido escrita de antemano? Si es así, ¿cómo te hace sentir eso? ¿Eres consciente de las muchas oportunidades que tienes de intervenir en el guión? A pesar de guiones y directores, una vez que el actuante está sobre el escenario, nadie puede impedirle que haga lo que quiera. Si no lo hace es porque se ha comprometido con hacer el espectáculo tal y cómo se preparó. Cuando uno se siente atrapado por algún guión en su vida, merece la pena preguntarse si es este el espectáculo en el que a uno le va el corazón. De lo contrario, quizás sea el momento de actuar ad libitum.

María Ferrara