ARTES EN VIVO PARA EL DÍA A DÍA – PENSAMIENTO APLICABLE # 90 – Saludo

Una vez que el espectáculo ha terminado, el público suele aplaudir y los actuantes saludan haciendo una reverencia. Este ritual es el final del final. El público da las gracias a los actuantes con su ovación. Los actuantes reciben esta gratitud con su saludo, que muestra su humildad ante el público. Ambas partes reconocen mutuamente su importancia  en haber hecho el evento posible. Un pequeño ritual en el que damos reconocimiento y gratitud por lo que ha sido puede ser una buena manera de cerrar. Gracias a todas las personas que me han inspirado y continuan inspirándome. Gracias a todas las personas que me han leído y continúan leyéndome. Gracias a todas las personas que han respondido a esta serie de diversas maneras. Gracias por el regalo de la existencia y la experiencia. La vida es un arte en vivo. ¡Continuémos!

 

María Ferrara

ARTES EN VIVO PARA EL DÍA A DÍA – PENSAMIENTO APLICABLE # 85 – Reconocimiento

Reconocimiento puede significar elogio y afirmación del mérito. Si esto es lo que el artista en vivo quiere conseguir con su trabajo, puede acabar volviendose loco, porque lo que a unos les gusta, seguro que no les va a gustar a otros. El camino más seguro es satisfacer el propio sentimiento de lo que debería ser el trabajo, escuchar dentro y bajarle el volumen a las reacciones de los demás. Reconocimiento también puede significar percepción de la existencia de algo. Esto es absolutamente esencial en las artes en vivo. Sin un público presente, con los sentidos abiertos a percibir lo que se está desplegando ahí delante, la actuación no puede mantenerse en pie. Somos seres sociales, necesitamos sentir que pertenecemos y que somos vistos por los demás, simplemente porque somos, sin necesidad de tener que hacer algo. Sin embargo, cuando empezamos a anhelar que los otros confirmen que somos valiosos por lo que hacemos, el terreno puede tornarse movedizo.

 

María Ferrara